Defensa En Zona En El Futbol – PDFCOFFEE.COM

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Uncategorized

Tal como sugiere Carvalhal (2001), teniendo en cuenta los momentos de transición, es de extrema importancia que el equipo esté permanentemente equilibrado, al atacar o al defender. Ferrari (2001) nos decía precisamente esto. Si esto se hace bien, el equipo adversaria se verá drásticamente limitado en espacio y tiempo para jugar. Si entrenamos al equipo para los cuatro momentos, esto es, para atacar, para defender y para las dos transiciones, si lo entrenamos para escapar de la presión al recuperar, les crearemos dificuldades a los rivales. Es precisamente por liberar a los jugadores de la persecución de rivales adversários, que la «defensa en zona» nos parece la única forma de organización defensiva que puede garantizar tal superioridad. Ahora, una buena organización colectiva permite a un grupo de jugadores menos buenos dar excelentes respuestas. De ahí que yo diga que los jugadores se posicionan en función de la pelota. Los jugadores más alejados del esférico, por coherencia espacial, deben colocarse de manera que no permitan que en la posible salida de la pelota de esa zona haya jugadores y espacios libres”.

“Unas veces podemos hacerlo en una zona del terreno más retrasada, esperando, mas con la intención de que él suba y salga de las proximidades de su portería, y otras veces podemos hacerlo más adelante. Y muchas veces no tiene sentido que un jugador se aproxime a su adversario directo porque, con eso, puede estar abriendo un espacio en una zona crucial del terreno y/o comprometiendo la cobertura a un compañero (¡¡que cuenta con ella!!). “Por eso, para mí, la defesa en zona permite que el juego, mismo al defender, sea un juego colectivo. Quien condiciona la organización del bloque es el hombre que ataca al poseedor del balón. Cuando el balón entra en su zona. Curiosamente, él también explica que el “marcaje individual en zona es el adversario que cae en mi zona, donde trabajo, y que sea marcado individualmente es mi responsabilidad. Aquí, es evidente que un «marcaje individual en zona» lleva a que la cobertura no sea una prioridad, y no hay duda de que, cuando se defiende verdaderamente «en zona», las coberturas son una prioridad. Veamos las palabras de Jesualdo Ferreira: “la zona comienza en el momento en que el equipo pierde la posesión, con el primer jugador – el que está más próximo- presionando y con todos los que están en las proximidades siguiendo a los adversarios que, eventualmente, van a recibir esa pelota.

Si es así, conviene hacer algunas consideraciones sobre el entendimiento de la «defensa en zona» de Jesualdo Ferreira. Se consigue, así, una estructura global fluctuante, un «patrón defensivo colectivo» dinámico y adaptable. Por todo esto, cuando Jesualdo Ferreira dice que una de las grandes ventajas de la «defensa en zona» es que el equipo tenga siempre los jugadores más próximos entre sí y, así, que su cohesión sea mayor, recordamos que esa cohesión pasa por otras «propiedades». En nuestra opinión, Jesualdo sólo tendrá a su equipo verdaderamente «defendiendo en zona» si piensa algunos aspectos de otra forma. Interrogado sobre cuáles son las referencias de los jugadores en el posicionamiento, Jesualdo Ferreira responde: “El balón, la portería y el adversario son las tres referencias básicas. La primera preocupación es ocupar los espacios que son la gran «referencia» del «marcaje». La primera preocupación es ocupar espacios.Muchas veces, no tiene sentido que un jugador se aproxime a su adversario directo”. Al preguntar si los «marcajes individuales», al tener como gran referencia a los adversarios que en ellas se encuentran, no pueden llevar a que las coberturas se acaben por perder, él afirma: “No.

Fundamentalmente, importa comprender que, para el equilibrio que la organización defensiva debe evidenciar, es mucho más importante cerrar colectivamente los espacios y mantener los escalonamientos y el «juego de coberturas» que hacer «marcajes próximos» y «perseguir en el marcaje»a los adversarios. No estamos de acuerdo y presentamos las opiniones que apoyan nuestra idea: teniendo en cuenta que la «zona presionante» alta se hace con la intención de recuperar rápidamente la pelota, la verdad es que, si es eficaz, el equipo se mantiene más tiempo en su medio campo ofensivo que defensivo y, si es así, las distancias que recorre son menores y el tiempo que «gasta» en la organización defensiva es también reducido. Resumiendo si hemos defendido que la diferencia entre una «zona» y una «zona presionante» está en la agresividad con que se atacan los espacios y al portador del balón. O sea, hacemos una especie de «barquito» y nos ayudamos los unos a los otros: si el balón viene para mi lado, yo presiono y mi compañero me apoya; si el balón viene para el lado contrario, mi compañero presionará y yo iré a protegerlo”. Pero eso es una consecuencia natural de defenderse en zona. Y eso nos puede causar desequilibrios.

Si usted amó este poste y usted ciertamente como para recibir detalles adicionales referente equipaciones de futbol baratas amablemente visita el Web page.